Un desafío y varios reencuentros. Previa Real Betis – FC Barcelona

0
347
El Real Betis sigue sin encontrar su mejor momento en cuanto resultados. Se habla mucho de su buen juego, de sus ocasiones, pero la realidad es que hace falta más que eso para cumplir un objetivo. Este fin de semana, además, se le complica un poco más la cosa, pues recibirá al Barcelona en el Benito Villamarín y tendrá que aprovechar también la «desconcentración» culé para volver a sumar tres puntos en casa.
 
Una meta cada vez más complicada
 
El equipo de Rubi sigue perdonando y los fallos le siguen condenando. Es una historia bastante habitual que le ha costado más de uno y de tres puntos en varias ocasiones. Tras perder ante el Getafe y empatar frente al Eibar la pasada jornada, el conjunto de las trece barras quiere una victoria y no ante cualquier rival. Lo intentará ante el Barça de Setién, el ex entrenador bético. Sin embargo, este no será el único reencuentro del duelo, pues también está Junior en las filas blaugranas.
 
En la competición doméstica, el Betis lleva sin conseguir una victoria a domicilio desde el partido en Son Moix el pasado mes de noviembre. En casa, desde la última jornada disputada en el Benito Villamarín ante la Real. Esto es una asignatura pendiente en Heliópolis, pues si quieren estar en Europa la temporada que viene -algo que cada día está más complicado- deben dar la talla sea donde sea. Además, ahora vienen partidos complicados para el cuadro bético y deberá tener las pilas cargadas y de repuesto para plantar cara a este tramo.
 
Este partido podría suponer los primeros minutos de William Carvalho tras su lesión. Quienes no estarán disponibles para Rubi serán el lesionado Andrés Guardado, Pedraza y Juanmi y el sancionado Feddal -por ver la roja en el banquillo del Coliseum-.
 
Tocado, pero no hundido
 
Desde que llegó el técnico cántabro a la entidad blaugrana, el Barça ha perdido el liderato e incluso esta semana ha caído eliminado de la Copa del Rey ante el Athletic. Son ya dos derrotas las que suma en seis partidos con Setién, una de ellas en el último duelo como visitante en Liga ante el Valencia (2-0). No está siendo la mejor temporada para el conjunto culé ni tampoco está dejando su mejor esencia sobre el terreno de juego, pero sigue siendo un rival difícil de batir y con una calidad y nivel de plantilla que está muy por encima.
 
Muchos jugadores que ahora visten la camiseta verdiblanca también tienen su pasado azulgrana y disfrutarán de un bonito reencuentro. Carles Aleñá, que se encuentra cedido desde el recién terminado mercado invernal, Marc Bartra, Cristian Tello y el lateral Álex Moreno, quien pasó por las categorías inferiores, volverán a verse las caras con antiguos compañeros y amigos.
 
Por otro lado, el entrenador Quique Setién tendrá que hacer frente a la baja del sancionado Gerard Piqué, por acumulación de tarjetas, y a la de los lesionados Luis Suárez y Dembélé, quien tuvo que ser intervenido esta semana. 
 
Poder, se puede
 
El Barça querrá pagar los platos rotos de la Copa e intentará no alejarse más del liderato. Por su parte, el Real Betis también está necesitado de alegrías y ya demostró la temporada pasada que sí se le pueden vencer al conjunto culé. En el Camp Nou, los de las trece barras lograron imponerse con un partido muy atrevido (3-4) y buscarán repetir la épica, pero esta vez bajo el calor de su afición. El duelo más reciente en Heliópolis no acabó muy bien, pues los locales recibieron una goleada (1-4) y Messi se llevó una ovación de Sevilla. La intención es darle la vuelta a ese marcador. Al menos, lo justo para celebrar una victoria.
 
Es cierto que el Betis ya lucha por un objetivo prácticamente imposible. Por números aún puede darse, pero los rivales que luchan por puestos europeos no van a permitirse salir de esa lucha y que entre alguien más. No obstante, según lo demostrado por la plantilla, la esperanza es lo último que se pierde y hay muchas ganas de vencer a un rival grande como indicó Rubi en la rueda de prensa. El Barcelona no quiere sufrir ni un tropiezo más en Liga y quiere hacer ‘borrón y cuenta nueva’ antes de empezar a centrarse de nuevo en la Champions. Será un enfrentamiento atractivo y más que importante para los intereses de cada combinado.