Un punto más, a pesar de todo 1-1. Crónica del RC Celta – Real Betis

0
580
El Betis sudó sangre, sudor y lágrimas para conseguir un empate en Balaídos (1-1) después de sobreponerse a un fallo garrafal de Joel y a un arbitraje cicatero que evitó el empate antes.
 

Después de la derrota ante el Villarreal, Alexis cambió el dibujo de nuevo a los dos centrales y a la doble punta de atacantes con Loren y Juanmi, además de la vuelta al once de Feddal, Moreno y Aleñá.

Este cambio también afectó al juego, priorizando más al orden y la presión alta que a la posesión. Así consiguió no sufrir en exceso atrás, más allá de un remate desde la frontal de Aspas generado por una superioridad en banda.
 
Pero en el Betis, cuando no es una cosa es otra, y esta vez fue Joel el que la lió, que no pudo hacer más por el gol vigués. Primero forzó la falta con un mal envío en corto sobre Moreno. Después colocó la barrera mal para que Nolito disparara por fuera para que el meta verdiblanco no pudiese atajarla.
 
Otra vez con el marcador en contra, el Betis empezó a dominar más posesión pero disipándose en los últimos metros, sin crear situaciones de peligro más allá que a través de centros laterales.
 
Y sin más acciones de peligro terminó el primer tiempo, con un Celta que ya había obtenido el premio deseado y un Betis impotente y agotado psicológicamente.
 
En el segundo, el Betis fue con una mejor actitud, enlazando y potenciando a sus hombres para llegar con mayor peligro al área rival. El Celta defendía muy atras su ventaja, lo que dificultaba el juego verdiblanco en cuanto a portería.
 
A base de córners empezó a acercarse más a la portería, aunque sin concretar remates. Si ya de por sí le costaba al equipo bético, encima le tiraban piedras. El árbitro anuló mediante VAR un clarísimo penalti sobre Guardado que evitó el empate.
 
Tras mucho insistir, el Betis consiguió el empate en una jugada a balón parado que remató a la red Feddal. El VAR, tras revisar algo punible en la acción e incluso el estado fiscal del marroquí, se vio obligado a darlo por válido.
 
Hasta el final, fue el Betis el que mejor actitud mostró en busca de la victoria, pero el Celta supo frenar al equipo bético a base de faltas y de ralentizar el juego. Un punto más que le acerca a la permanencia y que mejora sensiblemente las sensaciones del equipo de cara a la recta final.