Un derbi de oportunidades europeas. Previa Sevilla FC – Real Betis

0
526
Siete meses después vuelve la mayor emoción del fútbol a la capital andaluza. El partido por excelencia disputado en Sevilla se celebrará por segunda vez en esta temporada, pero teniendo como escenario el Ramón Sánchez Pizjuán. El Real Betis cambiará de barrio y se desplazará hasta Nervión con la intención de teñir la ciudad de verdiblanco y dar otro golpe liguero que le aporte tres vitales puntos. Sin embargo, éste sí que será un duelo difícil y disputado, pues ya es conocido por todos el sentimiento que mueven estos dos conjuntos. 
 
Solo mirar hacia arriba
 
Los de Setién llega a este partido tras haber conseguido darle una victoria a su afición. El pasado domingo el Villarreal visitó el Benito Villamarín en una situación crítica, pues la amenaza de los puestos de descenso sigue muy presente para el cuadro de los de Javi Calleja. Gracias a la fragilidad defensiva del submarino amarillo y las ganas de los de las trece barras, el Betis acabó imponiéndose por 2-1, con un doblete de Lo Celso. Con esta, son solo siete triunfos los que ha firmado el conjunto heliopolitano como local. No obstante, a domicilio las cifras tampoco son muy agraciadas, con cinco victorias: ante Girona, Barcelona, Espanyol, Valladolid y Celta. El haberse dejado tantos puentos ha hecho que el Real Betis se haya alejado de los puestos europeos, que actualmente le quedan a tres puntos. 
 
Es cierto que han sido muchos los fallos defensivos y las pérdidas de balón las que le han pasado factura a los verdiblancos, pero el principal problema sigue siendo el mismo que el de toda la temporada, la falta de gol. Se enfrenta a un equipo muy ofensivo, mientras que sus goles a favor son solo 36, ubicándose sus máximos goleadores en el centro del campo –Canales y Lo Celso-. El máximo asistente del equipo es Tello, que ha ido ganándose la titularidad gracias a la profundidad y verticalidad que le aporta al equipo. 
 
Para este duelo, las buenas noticias son que Junior ya está presente y jugó sus primeros minutos tras su lesión ante el Villarreal, mientras que Francis ya se ejercita con el grupo. Por otro lado, todas las miradas están puestas en la evolución de Canales, que se muestra muy optimista con su recuperación, pero es duda que vaya a jugar de titular en el feudo rojiblanco. 
 
Champions a la vista
 
El Sevilla quiere seguir haciéndose grande en LaLiga. El quinto puesto no es suficiente para los de Caparrós, que se sitúan a solo un punto de los puestos de la competición de las estrellas, de la Champions, que actualmente ocupa el Getafe. Cierto es que ha tenido que sufrir un cambio de mandos tras haber sido eliminado en Europa League por el Slavia de Praga, que concluyó con la destitución de Machín el día 14 de marzo. 
 
De los últimos cuatro encuentros en los que su nuevo y conocido técnico ya ocupaba el banquillo, el conjunto rojiblanco tan solo ha sufrido una derrota en casa ante el Valencia, mientras que ha logrado llevarse los tres puntos a su casillero enfrentándose a Espnayol (0-1), Alavés (2-0) y Valladolid (0-2). Estos números son positivos, como también lo es que solo hayan caído en tres ocasiones en el Pizjuán esta campaña en la competición doméstica (Getafe, Barcelona y el ya mencionado Valencia), mientras que a domicilio hayan sido siete veces. 
 
No obstante, tiene aspectos más positivos que los de Heliópolis, pues es el tercer equipo con más goles a favor -con 51-, tras Barcelona y Real Madrid. Esto se debe a dos pilares claves de su once, como son Ben Yedder, el máximo goleador de Nervión, con 16 tantos esta temporada, y Pablo Sarabia, con 10. Además, éste último se entiende a la perfección con sus compañeros, consagrándose también como el máximo asistente del vestuario con la misma cifra. 
 
En el otro lado de la capital andaluza saltaron las alarmas con Vaclik, que finalmente podrá presenciar el derbi. El que será baja confirmada es Wöber debido a su lesión de menisco.  
 
¿Seguirá la ambición verdiblanca?
 
Echando la vista atrás más allá de la pasada temporada, el Real Betis no ganaba en el Ramón Sánchez Pizjuán desde 2014 en la Europa League (0-2), mientras que había que remontarse al 2012 para admirar el último triunfo en Liga, con un Beñat que se lució con un doblete (1-2). Sin embargo, las cosas cambiaron con la llegada de Quique Setién y los de las trece barras lograron imponerse en Nervión con un 3-5, aunque en feudo verdiblanco la suerte quedó en tablas (2-2). En el partido de la primera vuelta de la actual campaña, el Villamarín saltó con un gol de Joaquín en el minuto 80, y los tres puntos volvían a ser para los de Heliópolis en la jornada 3.
 
Todo el vestuario bético quiere una victoria que alegre los ánimos de su afición, al igual que los rojiblancos necesitan seguir sumando si quieren seguir soñando con disputar la Champions el próximo ciclo. El Betis llega a esta especial cita a tres de Europa y a seis del Sevilla, éstos últimos, a tan solo uno del Getafe; por lo que esta jornada y este derbi pueden dejar rastros de optimismo en Sevilla, sea por un lado o por el otro.