Yo acuso. El día de la marmota. Real Valladolid – Real Betis

0
12412

Todos recordamos la película Atrapado en el Tiempo en el que el protagonista, un periodista del tiempo que acude a cubrir el día de la marmota, vive en bucle el mismo día sin remisión, semejante sensación debe haber vivido el aficionado bético, inmerso en el sufrimiento de jugar 10 contra 11, debido a errores impropios de centrales de la jerarquía de Luiz Felipe o Pezzella, éste último venía de hacer un partidazo en Roma, ante un 9 difícil de defender, pero ante el Valladolid midió mal, y en lugar de despejar, Montoya se espacia para recibir su despeje, no cumple y se encuentra con un bajito más rápido a campo abierto y le hace falta que acaba siendo roja tras revisión del VAR.  Tal vez, viendo el nivel de Rui Silva o Bravo, habrá que pensar en dejarlo ir y afrontar el 1 contra 1 y que pase lo que sea, ya que hay porcentaje alto de buen hacer de los porteros y mucho mejor ratio del Betis en remontadas, lo que es más difícil con 10,  a lo que hay que añadir el desgaste físico, con riesgo de lesiones futuras en un equipo mermado por las mismas.

            Mientras estuvimos 11 vs 11 tampoco destacó en exceso el Betis, debido a mi parecer a varios factores, el más importante los numerosos errores en asociación en la salida de balón tras robo y la impaciencia excesiva de ser vertical,  se perdieron muchos balones por errores no forzados. La excesiva verticalidad, con 10, obligatoriamente tuvimos que abandonarla, había que madurar la jugada, algo que demostró ser más productivo, y ser la mejor opción para provocar el error en el rival. Si a esto le unimos la ausencia en ataque de un jugador importantísimo como es Alex Moreno, nos convierte en un equipo menos temible, toda vez que además anhelamos los goles que por ausencia faltan de Juanmi y Fekir (muchos goles ahí y mucho miedo del rival que se anima a atacar más que sin ellos). Alex Moreno estuvo romo en ataque y frágil en defensa, gran parte del ataque pucelano llegó por su banda.

            Tras la expulsión en el 35`tuvieron un par de ocasiones claras que atajó muy bien Silva, el mejor, en el segundo tiempo, mantuvo el tipo el Betis soportado por Guido que sigue dando mucho, tanto robando balones como distribuyendo, es curioso que la pasada semana con 10, su puesto lo ocupara Paul y las formas y la actitud fueron diferentes, por algo el argentino es el mejor cinco de la liga.

            Borja Iglesias estuvo sólo, combativo y eficaz, es suyo el pase magnífico del gol a Canales que no materializó, un Canales que bien por la falta de Fekir, bien por quedarnos dos veces con diez, bien por decisión técnica, no descansa, con el peligro de pasarse de rosca en un jugador tan importante. Mejoramos por la pausa con la pelota, por ser más inteligentes y mejores y porque salió Ruibal que iguala el partido en fuerza, en actitud y generosidad.

            Este acusador echa en falta los muchos goles que a balón parado el pasado año marcamos, parece que este año no salen o no se dan las condiciones, más necesarias por falta de atacantes que acaparan en su bolsa goles que nos faltan.

            No puedo, y no quiero achacarle nada al equipo, que viene de hacer un partidazo en Roma, que lleva dos partidos con desventaja por culpa de dos rojas, habrá que darle chance, como diría nuestro admirado entrenador, para Almería, donde recibimos al más olvidado de nuestros entrenadores, al menos para una parte de la afición, que lo adoptó con su famosa frase “jugar para atrás se va a acabar” no seré yo el que se olvide del tiempo perdido con ese técnico, se acabó jugar para atrás y para adelante, concretamente se acabó jugar, pero eso es otra guerra felizmente atenuada.  A ganar a Almería.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería