La Maglia Verde: Semana para olvidar. Real Betis vs Depor. Alavés 0-0

0
607

0 - 0
Tiempo completo

Nueva web  ➡ Ficha del partido ➡ Post del partido ➡ Galería de fotos 

Partido de la primera vuelta

Jornada 25 de Liga. Vuelta a la competición doméstica en el Benito Villamarín tras el amargo regreso a la competición europea el pasado jueves ante el Dínamo de Zagreb, en la eliminatoria que da acceso a los octavos de final de la Conference League. Semana para olvidar en lo deportivo: pírrico empate ayer frente al equipo babazorro en lo futbolístico y suspensión de la Vuelta a Andalucía de ciclismo por las protestas de agricultores y ganaderos en las carreteras andaluzas. Esta carrera siempre tiene un atractivo especial al tratarse de la primera por etapas del calendario europeo y podemos disfrutar de corredores de primera fila en nuestra tierra.

Se presentaba el equipo vitoriano con el aval de una trayectoria ascendente en los últimos partidos, donde sólo había perdido un  partido (y en el tramo final) frente al FC Barcelona) de los seis últimos disputados. Equipo rocoso, bien puesto en el campo y con rápidas transiciones al contragolpe con un jugador en punta creo que más que interesante como es Samu Omorodion, cedido a los vascos por el Atlético de Madrid.

Primera parte tediosa como etapa llana con largo kilometraje por delante y aire de cara que impide alguna que otra escaramuza, o sea, tránsito del pelotón donde ni fú ni fa. Poco juego por las bandas, Abde es un jugador que necesita espacios y velocidad como un sprinter requiere de un lanzador para desarrollar sus principales habilidades pero en estático es muy complicado que se pueda zafar de los defensas. Por el otro costado Fornals lo intentaba jugando con criterio pero necesitaba meterse por dentro porque tampoco hallaba los mencionados espacios que se requerían para entrar con superioridad por bandas, pero los laterales tampoco se proyectaban en ataque. En punta un luchador Chimy Ávila, voluntarioso pero sin opciones por falta de llegadas. Por medio Nabil Fekir intentaba desatascar, pero no había manera. De manera que llegamos al descanso con cero tiros a puerta por ambos equipos. No será especialmente recordado el primer acto del partido.

En el comienzo de la segunda parte parecía que la cosa iba a cambiar, como cuando los corredores sienten el run run del helicóptero de la conexión en directo para la retransmisión de los kilómetros finales de la etapa. Nada más comenzar este segundo período Fornals hace una extraordinaria jugada por la derecha y se interna en el área con habilidad. El centro del jugador castellonense es rematado por Miranda que lo hace muy forzado pero el portero vitoriano Antonio Sivera se luce con una espectacular estirada cuando se cantaba gol que podía suponer abrir la lata.

En el 53’ nueva jugada por la derecha, Chimy Ávila deja pasar el balón de manera inteligente y cuando Cardoso remata casi a placer un defensa visitante se interpone y desvía el balón. Parecía que el partido se terminaría decantando de nuestro lado pero poco a poco se fue diluyendo el juego y en consecuencia las oportunidades de marcar. Poco antes de la mitad de esta segunda parte, Pellegrini realiza un cambio táctico en busca del partido, el debutante Bakambú sustituye al amonestado Roca. Cambio arriesgado que en este caso no funcionó porque el equipo buscaba el gol sin generar demasiado juego, aunque un remate a puerta del mencionado Bakambú casi termina el gol pero de nuevo el portero salvó con la punta de los dedos, de hecho no se pitó ni corner pero en la repetición sí se pudo apreciar la decisiva intervención del cancerbero vasco. Las contras del Alavés parecían cada vez más peligrosas porque nuestro medio campo estaba menos cubierto y Cardoso, muy buen partido de nuevo, no podía abarcar tanto espacio.

Terminaba el partido con un punto que se antoja escaso botín pero que se puede considerar justo por lo visto en el campo y los méritos contraídos por ambos equipos. Siempre me gusta intercambiar opiniones durante el partido con mi amigo Aurelio y coincido con él en lo que supondrá para nuestro equipo el regreso de Isco, Ayoze y Guido. Es indudable que todo equipo se resiente de la ausencia de sus principales futbolistas y la mala fortuna con las lesiones prolongadas de jugadores clave se están haciendo notar. Pero esto no para y toca viajar a Zagreb para revertir el tropiezo del pasado jueves en un partido muy parecido al de ayer pero donde el equipo croata se encontró con un penalti que les permitió ponerse por delante en la  eliminatoria. Motivos futbolísticos hay para creer que la remontada  es posible. No será fácil, pero la fe es lo último que se pierde. Y la verdiblanca es inquebrantable.

Vamos Betis, a por todas y pedalea sin descanso y a coronar con éxito el puerto europeo.

Nueva web Real Betis