Yo acuso: Solos. FC Barcelona vs Real Betis.

0
4501

4 - 0
Tiempo completo
Christensen 14'
1-0
Lewandowski 36'
2-0
Raphinha 40'
3-0
Guido Rodriguez 80'
4-0
Colegiado: Del Cerro Grande
VAR: Jaime Latre

Competición ➡ Ficha del partido ➡ Post del partido ➡ Galería de fotos 

En mi fuero interno confiaba en salir con victoria en el partido de Barcelona, tanto es así que recordé partidos donde el Betis fue valiente y tomó el balón bailando al rival. Sin embargo el partido tenía como primer condicionante a un Barcelona herido por cuatro goles que le metieron contra el Rayo, salió presionante y nosotros metidos atrás, bueno, el partido podría cambiar, un contragolpe, sacarse de encima la presión, mil cosas, pero nunca lo sabremos porque en el minuto 14 perdíamos 1-0, y en el 20 aproximadamente se sucedieron hechos contra el Betis de difícil explicación, o tal vez no…Primero se lesiona nuevamente Luiz Felipe, todo hace pensar que ya no termina la temporada, para luego su sustituto Edgar es injustamente expulsado por Del Cerro Grande, a este árbitro no le recuerdo un partido decente.

Ahí acaba el resumen del partido porque con diez desde el minuto 20 con un gol en contra, y un equipo que físicamente no está a tope y tampoco anímicamente se convertía en tarea imposible.

¿Por qué hemos llegado hasta aquí? Voy a tratar de explicar los motivos que no son uno sólo:

En primer lugar, la plantilla; se ha vendido a un titular, se extinguieron contratos de suplentes (que sumaban) y todo ello para cuadrar cuentas, por un lado, y rejuvenecer elementos, estos, aunque tienen muy buena pinta, les falta hacer el kilometraje y tiempo, con lo que el rendimiento inmediato es imposible.

            Dentro de este punto hay que indicar que bien por lesiones, bien por falta de acierto, bien decisión del entrenador, la contribución ofensiva del Betis se ha visto muy mermada, el pasado año la lista de jugadores que aportaban goles era mucho más larga, en caso de Juanmi, con importante lesión y ostracismo después, nos ha mermado muchísimo. La dupla Borja-Juanmi es más eficiente que la combinación que elijan con Ayoze, además de más eficiente presión en campo contrario, de hecho es bastante normal que un mediocentro salga con el balón controlado, sin obstáculos, hasta que llega a la altura de Guido, eso con Borja y Juanmi es imposible pues les presionan, el impasible trote de Ayoze y W. José no es aceptable.

En segundo lugar, la forma física, creo que el Betis en este aspecto llega menos fresco que el pasado año, por varias razones. De un lado, hemos sufrido una plaga de lesiones poco habitual, lesiones de larga duración que hacen que el compañero dispute más minutos sin alternancia, y que el lesionado tarde en recuperar su tono competitivo. Por otro lado, hemos sufrido hasta 13 expulsiones, algo que será objeto de análisis más adelante, eso lleva implícito jugar 13 partidos en inferioridad, con esfuerzo físico mayor y riesgo de amarillas y lesiones, por no decir que esto genera al siguiente partido sanción y recomponer el once de salida. Con lo cual no es descabellado que los motivos de la falta de frescura del equipo estén en estas situaciones forzadas. En este punto debo de acordarme del “genio” que ideó la gira americana, esa Gira no querida y mal acogida por la plantilla generó, además de ese malestar, lesiones (Juan Cruz, Canales…) e impidió que el equipo descansase cuando lo necesitaba y luego hacer una mini pretemporada para la segunda vuelta. De esos polvos estos lodos, alguien debe asumir la responsabilidad de esa Gira que además dio una mala imagen del club, ¿Qué generó dinero? Puede ser, pero a lo mejor perdemos dinero por hacerla. Asuma su culpa, caballero.

Y, en tercer lugar, y por si fuera poco, es palmaria la inquina arbitral con el equipo, que se traduce sin pudor en sanciones injustas, expulsiones que luego revisadas no son tales, a lo que hay que añadir la gestión en los despachos de esos hechos por parte de los organismos arbitrales, es decir, se han cebado con el Real Betis Balompié. Todo árbitro que se precie de ser ambicioso y crecer en la jerarquía arbitral SABE que su jefe es antibético, si, lo repito, es antibético que es un escalafón superior a ser sevillista, y no hace falta repetir la secuencia cronológica de las ruedas de prensa del señor Cantalejos, sale antes de un Derbi para insinuar que ha sido amenazado, no aportando ninguna prueba, y el designado, vaya usted pordió, expulsa en el Derbi a dos jugadores. Esto que afirmo es tarea de la planta noble gestionarlo en Madrid, la fórmula para descabezar a este elemento es una cuestión que se acerca a la lectura de El Príncipe de Maquiavelo, cada uno que asuma la responsabilidad que le corresponde.

            Anudado a lo anterior, es tarea del entrenador, y del director deportivo (no hay) convencer al jugador que nada de lo anterior les puede valer como excusa, no vale a las primeras de cambio renunciar a competir por mor de las injusticias, hay que gestionar al grupo, tarea ahora en exclusiva de Pellegrini, centrarlos, hacerlos competir, y entrar, a pesar de las injustas reglas que nos han tocado vivir. Aún es posible llegar a depender de nosotros para entrar en Europa por tercer año consecutivo.

            Estamos solos, ante todo esto nadie va a ayudarnos como incontrovertidamente han hecho con otros, no va a venir ningún periodista de Sevilla a asumir estos hechos y denunciarlos, solos como siempre, y nos debemos mirar cada uno y mirar al escudo para no dejar solos a los once que salgan en los seis próximos partidos, nadie lo va a hacer por nosotros.

            ¿Qué puede hacer el aficionado? En esto no tengo dudas, no hay otra opción que apoyar al equipo sin fisuras, manifestación inquebrantable de la esperanza y amor eterno a unos colores que nuestros ancestros cincelaron con la palabra Manquepierda, eso es, aportar, que el jugador, sea quien sea, sepa del respaldo, que no se diga…