Recontracrónica: Escuece 2-2 (2-4). Real Betis vs CA Osasuna

0
12402

Competición ➡ Ficha del partido ➡ Post del partido ➡ Galería de fotos

Como cuando te echan alcohol en una rozadura. Porque el Betis iba rozándose todo el partido, porque no había manera de despegarse de un Osasuna que no vino a pasearse ni aquí, ni en liga. Vaya equipo correoso. Esa gracia del «OSASUNA NUNCA SE RINDE» que cantaban los niños por Uganda parece que ha calado en los rojillos.

Una rozadura que se vino en escozor gordo en el 90, cuando de haberla enviado donde la envió Sergio Ramos en aquel penalti acaba en gol. Ahí cayó el Betis. La prórroga fue un calco del partido en cuanto a goles y la sensación volvía a ser la de la Supercopa.

No hay enemigo pequeño y las eliminatorias llegan cuando llegan, esté el equipo mejor, peor o regular. Y esta fecha nos ha llegado con la desconfianza que tenemos desde que llegó el parón mundialista.

¿Es el Betis peor que antes? No creo, pero sí es cierto que tenemos un bajón, más anímico que físico, en nuestros pesos pesados. ¿Desconfianza? No, ni había que creerse capitanes generales cuando íbamos a velocidad de crucero como cuando, como ayer, vienen turbulencias. Hay que gestionar estos vaivenes propios que vienen desde la propia Gran Bretaña hasta esas sequías que no queremos de nuestro Borja.

Recuperarse, cero dramas, ni éramos, ni somos, ni mejores, ni peores. Solo que perder como ayer escuece, perder como perdíamos antes dolía, y mucho.
Queda la liga, queda la UEFA, queda un mundo.