Solidaridad, entretenimiento y fútbol en la LaLiga Santander Challenge

0
370
Todo comenzó con #ElGranDerbi que estaba programado para el domingo 15 de marzo. Este no pudo disputarse al suspenderse LaLiga debido a la gran crisis del coronavirus. Fue ahí cuando volaron las ideas, la imaginación y la creatividad de Ibai Llanos para disputar el encuentro de forma virtual, mediante el FIFA, enfrentándose Borja Iglesias y Sergio Reguilón. La victoria verdiblanca fue seguida por un gran número de personas y esto desembocó en un gesto digno de aplausos por parte de Ibai, quien trabajó para organizar el gran torneo con todos los jugadores de LaLiga -excepto Barcelona y Mallorca por patrocinio- y los mejores comentaristas del país. Sin embargo, eso no fue todo. Movistar+ y Gol se sumaron a la retransmisión de esta competición. 
 
El pistoletazo de salida se dio el viernes, con la fase previa. El Leganés de Aitor Ruibal fue el primero en estrenarse, derrotando al Valladolid de Pedro Porro. Seguidamente, el Alavés de Lucas Pérez eliminó al Celta de Kevin Vázquez y el Eibar de Expósito se impuso al Espanyol de Embarba y pasó directamente a cuartos de final tras no poder disputar su encuentro ante el Barça de Sergi Roberto.
 
Los octavos dejaron sorpresas
 
El sábado nos brindó platos más fuertes. Las donaciones seguían subiendo y los momentazos que nos iba dejando el torneo se iban sucediendo. Se vio de forma más cercana a los futbolistas y risas no faltaron en las narraciones de cada duelo. Todo comenzó con el enfrentamiento entre Osasuna de Rubén García y el Leganés. Aitor Ruibal volvió a dar la talla y pasó a la siguiente ronda. El Sevilla de Reguilón cayó eliminado ante un Athletic muy ofensivo dirigido por Guruzeta y Clerc -del Levante-, que se esperaba que fuese la sorpresa de esta primera edición, no pudo con la calidad mostrada, de nuevo, por Lucas Pérez (Alavés) como tampoco pudo la Real Sociedad de Januzaj con la soltura del Atlético de Marcos Llorente. 
 
Para completar el día de los béticos, le tocó el turno a Borja Iglesias, quien firmó la mayor goleada hasta ese momento (7-1) frente al Geta de Jason Remeseiro, quien empezó muy bien, pero no tardó en quedarse sin opciones ante el Panda. Finalmente, el Valencia de Carlos Soler cayó en su respectivo derbi frente al Villarreal de Morlanes y el Madrid de Asensio dio el paso a cuartos de final venciendo al Granada de José Antonio Martínez.
 
Llegó el domingo y las cosas iban a acabar por decidirse. Desde las seis y media de la tarde hasta bien entrada la noche, la gran iniciativa de Ibai Llanos tuvo a muchos futboleros pegados a la pantalla, como si de la competición doméstica real se tratase. El dinero destinado a UNICEF seguía subiendo, así como los sentimientos de algunos por ver a su equipo de una forma diferente en esta cuarentena. 
 
Los cuartos: auténticos partidazos y caída bética
 
Las 18:30 horas estuvieron marcadas por un duelo más que interesante. Aitor Ruibal volvía a demostrar su desparpajo con los botones para endosarle un 7-2 a Guruzeta, quien sufrió dos penaltis en contra y vio una roja. De esta forma, Leganés era el primer equipo en pasar a semifinales. Sin embargo, no fue el único partidazo, el empate entre Lucas Pérez y Marcos Llorente obligó a disputar el gol de oro, que, después de mucho intentarlo, todo salió a pedir de boca para el del Alavés. 
 
En el tercer entrenamiento de cuartos, el Betis de Borja Iglesias comenzó ganando. No obstante, los fallos le condenaron y el Eibar de Expósito acabó remontando en los últimos instantes. De esta forma, se acaba el sueño bético de llegar a la final. El último en conseguir el billete a semifinales fue el conjunto merengue, liderado por Asensio, quien se impuso a Morlanes, del Villarreal, con un cómodo resultado (1-5).
 
Las semifinales y la final, con esencia bética 
 
El gran Ruibal, quien tiene su presente en el Leganés y su «pasado» en el Betis -pues se encuentra cedido- consiguió ser el primer finalista. Volvió a demostrar su gran manejo, muy por encima del resto. Se impuso al Alavés de Lucas Pérez, quizás el rival más complicado, y consiguió el billete a la gran final (3-1). Por su parte, el Real Madrid de Asensio dejó sin ninguna opción de soñar al Eibar de Expósito con un contundente 0-7. 
 
En la final entre Ruibal y Asensio también hubo hueco para la polémica. Un penalti no pitado a favor del Leganés y una roja que no vio Casemiro perjudicaron al conjunto pepinero, que luchó hasta el final. Sin embargo, Asensio no perdonó en las ocasiones que tuvo y Ruibal se quedó sin tiempo para hacer algo más. Finalmente, el Real Madrid se proclamó como ganador del torneo.
 
 
https://twitter.com/RealBetis/status/1241826529887297540