Yo acuso: 40 puntos

0
12950

2 - 3
Tiempo completo
Fidel 5'
1-0
Lucas Boyé 8'
2-0
2-1
65' Borja Iglesias
2-2
68' Miranda
2-3
96' Willian José
Colegiado: Iglesias Villanueva
VAR: Jaime Latre

Competición ➡ Ficha del partido ➡ Post del partido ➡ Galería de fotos

No sin sufrimiento conseguimos llegar al quinto puesto de Liga, con una diferencia casi inusual en lo estresante y sufrido que suele ser el camino del Real Betis Balompié, no solo en la clasificación sino a lo largo de su historia. No podía ser menos este partido, que se empezó mal y se acabó ganando, con el sufrimiento inherente al ADN verdiblanco.

La alineación hacía presagiar que, al menos, se igualaban fuerzas, porque las ausencias de Guido, Borja y Canales son mucha ventaja la que le concedíamos al rival. En efecto, entre la actitud de los primeros minutos, la permisividad del árbitro en la presión del Elche, el penalti y a renglón seguido un segundo gol originado en una pérdida tras falta clara sobre Juanmi, donde pudo hacer más Bravo, puso el partido casi imposible.

Pero ¿por qué estaba pasando eso? En mi humilde opinión, se debió a salir poco metido en el partido, que Abner en estado de adaptación a esta élite fue superado en el lateral, que Luiz Henrique en la derecha, ni ayudaba en la presión ni ayudaba en ataque, esto último viene ya a ser repetitivo, debido a que se coloca pegadísimo a banda, impidiendo que el lateral se incorpore y doble, teniendo que recurrir al carril interior que debiera ocupar el brasileño. Por otra parte, la asfixiante presión a la que sometió el Elche fue debido a tres factores, uno, como hemos comentado, la permisividad del árbitro, ciertamente pudo pitar muchas faltas que no concedió, en segundo lugar nuestra circulación de balón era bastante defectuosa, pérdidas por errar los pases, demasiada aceleración por el resultado y por último, Ayoze, que estuvo bien, pero no como nueve, la defensa del Elche podía adelantarse debido a que no fijaba a los centrales ni presionaba en salida, todo ello son muchas cosas mal que hacían al resultado justo.

Anormal esto, pareciera un Betis de antaño que no entraba en partidos contra equipos más humildes. Tan anormal como ver cambios de Pellegrini antes del minuto 60, y es que lo vio claro, los cambios eran Miranda por Abner, Joaquín por Luiz Henrique y Borja por Juanmi, la recolocación sometía a posicionar a Ayoze en banda dejando a Borja en su posición natural, Joaquín como interior, labor que no había hecho Luiz Henrique y lateral por lateral, ahí Miranda hizo uno de los partidos más completos que le recuerdo, defendiendo bien, incorporándose al ataque e incluso marcando un gol.

La mano del entrenador sirvió para ir perdiendo 2-0 al descanso y para asumir el error y cambiar completamente el partido para ganarlo. No hizo nada el Elche, tiró dos veces y dos goles, el Betis fue superior en líneas generales más allá del arreón inicial.

A modo de resumen positivo se confirma que se ha enganchado Miranda, que Borja vuelve a ser peligroso de cara al gol y que Ayoze aporta muchas cosas, falta que se incorporen los lesionados para poder seguir compartiendo minutos.

Gran polémica arbitral en el partido, que resumo a mi entender, se pitaron 4 penaltis y para mi lo son los 4, la expulsión del jugador del Elche es correcta con el reglamento en la mano. Lo que si es cierto que en otra época, antes del escándalo que se ha montado por los pagos a Negreira, esta interpretación arbitral nos perjudicaba siempre, es como si de alguna manera este escándalo haya dado el pistoletazo de salida a otros nuevos en la etapa del actual presidente de los árbitros, y como abogado debo pensar mal, y lanzo esta pregunta ¿no será que se está intentando blanquear la labor arbitral mediante decisiones objetivas ahora? ¿No será que se quiere preconstituir pruebas para utilizarlas como eximente futura? Lo dejo ahí, pero si miran desde el cristal que les he propuesto, tal vez encuentren lugares comunes, indicios o elementos periféricos que nos lleven a conclusiones. Algo huele a podrido en Dinamarca…

Lo que es insoslayable es que tenemos 40 puntos, somos quintos y le sacamos al inmediato perseguidor 6 puntos, eso nos permite afrontar el durísimo mes de marzo con mayor positividad, permeabilizando cualquier contingencia que será un placebo con los márgenes que nos hemos ganado en justicia deportiva en el verde, el que nunca engaña