A por un poco de mística para los agnósticos / La previa del Racing – Betis

0
808

Decía Setién en la rueda de prensa previa al Racing-Betis de Copa del Rey (este jueves a las 20.45 horas) que pretende hacer creer de nuevo «a los agnósticos», a los que han perdido la fe en el estilo de toque, control del balón y ataque a veces plano y horizontal de su equipo. Esa misma filosofía que hizo a los béticos llegar a la Liga Europa esta temporada, tras una segunda vuelta brillante en la campaña pasada, y que ahora languidece, tal vez, porque el resto de competidores han descubierto sus claves y saben ya anularlas.

Se espera de Setién que de una vuelta de tuerca e imprima un nuevo rumbo. Que ponga en marcha un plan B que no sea, en sus propias palabras, «el A mejorado». Y mientras el beticismo transcurre pesimista cuando mira la clasificación de la Liga, y con una sonrisa cuando recuerda la victoria en San Siro, toca la Copa del Rey. Un torneo que se ha descafeinado en las últimas temporadas para el Betis, con el recuerdo aún presente de la goleada recibida en el Villamarín ante el Cádiz, el pasado curso.

Visita este jueves el Betis el Sardinero, un estadio mítico de España que acoge a un club venido a menos, el Racing de Santander, que pretende levantar el vuelo y volver a Segunda. Para los cántabros jugar esta ronda de Copa del Rey es ya un premio, y hacerlo contra el Betis un reto ambicioso para seguir creciendo y llegar al fin de la temporada, con los play-off de ascenso en la mira, con la moral por las nubes. El equipo verdiblanco viaja a Santander sin Mandi, baja por problemas personales, y con la ausencia por lesión de Javi García. Los canteranos Edgar, Robert, Kaptoum y Dani Rebollo han completado una expedición de de 23 futbolistas, todos los disponibles. Setién quiere hacer piña, que todos se tomen la Copa del Rey en serio y elegirá a los finalmente listos para jugar, de inicio o en el banquillo, un par de horas antes del encuentro. Cuesta conocer la alineación más allá de que habrá muchos teóricos suplentes y tocados físicos ya recuperados en liza -se espera ver a Inui, Feddal, Joaquín, Guardado, Tello o Sergio León, entre otros-.

El partido ante el Racing de Santander es peligroso. Hay poco que perder y mucho que ganar. Se da por hecho que el Betis debe vencer a los santanderinos pero la sorpresa está al orden del día en el torneo del KO. Evitar una nueva marejada, dominar al Racing y pasar de ronda con buenas sensaciones es el objetivo del Betis. Hoy, la ida, en el Sardinero. Para que la vuelta en el Villamarín no sea otro infierno copero como el del pasado curso.

Post del partido