Diez finales para creer.

0
1676

El Real Betis está preparado para afrontar el tramo final de la competición liguera. Tras haberse acabado el sueño europeo y copero, los objetivos de esta campaña se han visto reducidos a uno, volver a conseguir un billete que le haga jugar la Europa League nuevamente la próximo temporada. No será trabajo fácil, pues estos puestos de la tabla están al rojo vivo y muchos equipos buscan lo mismo que los verdiblancos. Sin embargo, el problema está en que a los de Setién les cuesta mucho hacerse con los tres puntos en la competición doméstica, siendo el número de victorias igual que el de derrotas, 11.

Ahora toca mirar los partidos restantes con distintos ojos. Ya no vale fallar, los malos resultados deben quedar atrás y el Betis debe obligarse a sumar puntos a su casillero de tres en tres. La asignatura que sigue pendiente es conseguir gol, algo que no se ha demostrado tampoco en los últimos encuentros, perdiendo ante Getafe (1-2) y Barcelona (1-4) y sacando un triunfo en Pucela (0-2) y Balaídos (0-1). Esto parece indicar que ni el calor de la afición le hace al Real Betis ser más fuerte en casa -con solo seis victorias-, pues hace falta conseguir una buena dinámica tanto como locales como a domicilio para revertir esta situación y no alejarse de los puestos europeos.

La gran pugna comenzará el próximo domingo ante el Rayo Vallecano fuera de casa, estrenando el horario de las 14:00 horas. En la primera vuelta, en el Villamarín, los de las trece barras ya lograron una victoria por 2-0, ahora que el Rayo ha hecho un cambio de entrenador, intentarán repetir la historia. A la siguiente jornada, que será intersemanal, de nuevo le tocará viajar fuera, esta vez algo más lejos, a Anoeta, para hacer frente a la Real Sociedad. No será entonces hasta el siete de abril que el Real Betis volverá a jugar en feudo propia, donde acogerá al Villarreal. A priori, el conjunto heliopotano podría y debería sacar estos nueve puntos posibles.

La cosa se complicaría con la llegada del derbi, que tendrá lugar en el Sánchez Pizjuán. Un encuentro importante tanto sentimentalmente como profesionalmente, y que requerirá un esfuerzo superior, pues ambos equipos salen siempre motivados. Sin embargo, no es el único duelo que podría complicar las cosas ya que también deberá enfrentarse a su rival de semifinales de la Copa del Rey y que actualmente también está en la pugna por Europa, el Valencia, para ya sí empezar la cuenta atrás de la temporada.

A esto le faltaría enfrentarse a Levante en tierras valencianas, a Espanyol en casa, a Eibar en Ipúrua, al Huesca en el Villamarin y, por último, al Real Madrid en el Bernabeu para poner la guinda a LaLiga el día 19 de mayo. De esos cinco rivales, tan solo logró vencer en la primera vuelta a los pericos por un 1-3, e incluso llegó a eliminarlos en la Copa del Rey, mientras que empató ante los vascos y perdió frente a los granotas, el recién ascendido Huesca y el conjunto merengue cuando estaba en manos de Solari.

No le queda otro remedio a los de las trece barras que darle la vuelta completa a esta temporada. A pesar de los difíciles resultados, el Real Betis se encuentra en una posición optimista de la clasificación, pero al estar tan igualado, un fallo puede condenarle. Por esta razón, los resultados de la primera vuelta deben mejorarse y conseguir los tres puntos ante rivales relativamente asequibles contra los que los tres puntos se quedaron en el camino hace unos meses. Una nueva vida comenzará tras el parón de selecciones, en los que los béticos deben recargar las pilas de tal manera que mantengan hasta el mes de mayo.

LO DEBATIMOS EN EL FORO