El estreno de Jesé vale tres deseados puntos 0-1. Celta de Vigo – Real Betis.

0
347
El Real Betis empezaba con sus finales, o al menos así es como se tiene que tomar los partidos que quedan de aquí a final de temporada. Tras el desastre de Europa y de Copa del Rey, el único consuelo que les queda a los de Setién es acabar la temporada liguera en puestos europeos, algo que se ha ido complicando con los malos resultados cosechados hasta el momento, acumulando así cada vez más rivales en esa pugna. Para ello, el técnico cántabro apostó por su sistema habitual, con cinco defensas, figurando Joaquín y Francis como carrileros y Jesé en la delantera. 
 
Por su lado, el Celta estrenaba mandos en el banquillo con Fran Escribá. La mala campaña que está acechando a los vigueses hacia necesario que se cambiara el entrenador por tercera vez, en busca de la salvación, pues el equipo celeste quiere seguir en Primera un año más. En el once de los locales, se notaba una jornada más la ausencia de su arma letal, Iago Aspas. Además, Boudebouz volvía a encontrarse con su antiguo equipo, por el cual está cedido, siendo titular en Balaídos.
 
La pólvora mojada no se agota
 
La historia volvía a repetirse en el conjunto de las trece barras. En la primera mitad, poco tiempo le era necesario al Real Betis para hacerse con el dominio del balón y liderar en la habitual posesión. Es cierto que las llegadas de los verdiblancos se iban sucediendo de forma temprana, ante un Celta bien ordenado en defensa y que se replegaba para ahorrarse problemas que le pusieran el encuentro cuesta arriba. Los de Escribá buscaban sorprender a la contra y eso provocó también sus primeras llegadas al área de Pau López por parte de Brais y Maxi Gómez, los pilares que sustentan al Celta actualmente. 
 
Canales y William aprovechaban los espacios entre líneas que le permitía el conjunto gallego. Esto hacía que el cuadro bético llegase con más facilidad a hacer daño, pero la pólvora mojada sigue siendo una pesadilla, pues se fueron sin premio en los primeros 45 minutos, siendo uno de ellos Jesé, que aunque está recuperando sensaciones tardó 80 minutos más en poder estrenarse. De hecho, los locales lograron darle algún que otro susto a los visitantes, que aprovechaban las pérdidas de los andaluces y obligaban a la defensa a estar atenta. 
 
Una marcha más
 
Tras el paso por vestuarios, los problemas se sucedían en el combinado verdiblanco. Francis salía lesionado y Setién tenía que jugar su primera ficha, dándole entrada a Tello en la banda derecha. Asimismo, las pérdidas con el balón y los errores eran la forma de complicarse la vida por parte del Real Betis, dándole oportunidades muy peligrosas al Celta, que debido a un mal tiro de Boudebouz libraba a los visitantes de recibir el primero. Tras esto, aparecía Tello que intentaba batir al guardameta rival con una rosca, pero el disparo se iba fuera. 
 
La entrada del cántabro al terreno de juego dejaba ver muchísima más profundidad en el equipo bético, que le metía una marcha más al partido en busca de la victoria que le diera los tres puntos que tanto se le estaban haciendo de rogar. Esto hacía que el Celta volviera replegarse atrás con la intención de no encajar gol. Aun así, los de Escribá seguían teniendo sus ocasiones, como no de Maxi Gómez, y Joaquín debía vestirse de héroe para evitar un resultado en contra. Hugo Mallo seguía los pasos del portuense y hacía lo mismo cuando Mandi se quedaba totalmente solo para empujar al fondo de la red. 
 
El VAR… y el gol
 
Mucho hubo que esperar y el VAR tuvo que entrar de nuevo, pero Jesé se estrenaba en tierras gallegas con la verdiblanca, que aprovechando el rechace de un disparo de Tello, firmaba su primero gol que le valía una victoria a los de Setién. Esto supuso un jarro de agua fría ante un Celta que había luchado hasta el final, mientras que los béticos seguían buscando el segundo, los locales se mostraban totalmente desconcertados con este marcador. 
 
Este enfrentamiento significaba mucho para ambos equipos. En Vigo tendrán que seguir inquietos por la situación de su equipo, que se sitúa al borde del descenso. El Real Betis, el mejor parado en esta ocasión, se llevaba tres puntos claves para seguir soñando con Europa esta temporada. Costó, pero el delantero canario hizo feliz a los béticos en la mañana del domingo. 
 

Ficha técnica

Celta de Vigo: Rubén Blanco, Hugo Mallo, David Costas, Néstor Araujo, Juncá, Brais Méndez, Okay (Jensen, min. 89), Lobotka, Boudebouz (Sisto, min. 63), Boufal (Apeh, min. 84) y Maxi Gómez.

Real Betis: Pau López, Joaquín (Emerson, min. 91), Sidnei, Bartra, Mandi, Francis (Tello, min. 52), Carvalho, Guardado, Lo Celso (Javi García, min. 89), Canales y Jesé.
 
Goles: 0-1, Jesé, min. 80. 
 
Árbitro: Estrada Fernández, Xavier. Amonestó a Okay (min. 64), Maxi (min. 75), Hugo Mallo (min. 95).
 
Incidencias: Jornada 17ª de LaLiga Santander. Estadio de Balaídos (Vigo).