Las guerreras.

0
1547

Quizá nuestra leyenda muestra su mejor cara cuando nos quieren poner peores condiciones para jugar al fútbol. No digo que los grandes escenarios no sean motivadores, pero si a las béticas, y con ello a sus propias jugadoras, les programan un campo que para nada merece la categoría de Primera División es que no se le tiene mucho respeto a sus propias jugadoras. Ver un campo donde los espectadores se sientan en terraplenes es un desprecio al trabajo de las jugadoras que llevan toda la temporada luchando por llevar el escudo de la otra ciudad tan alto como puedan.

¿Las nuestras? a lo suyo, a jugar aunque sea en el descampado del parque de los Pinos de Montequinto.

Y a ganar un derbi. Por experiencia propia, un derbi es cualquier enfrentamiento de cualquier categoría de los equipos sevillanos. Y se juega como lo que es, con intensidad, dramatismo, ganas y se gana o se pierde con el mismo dramatismo. Nos tocó ganar, ganar y terminar una temporada que debe quedar muy marcada en nuestro Betis. Tenemos equipo femenino del “güeno”, un equipo hecho poco a poco, con una entrenadora, que es un detalle muy a tener en cuenta, seguidas de cerca por la directiva, impregnando en femenino nuestro fútbol. Y vaya como lo hacen, con las ganas de seguir creciendo, aumentando su prestigio y, con ello, el del propio Betis.

Bonita temporada ésta de nuestras chicas. Los béticos y las béticas ya miran cuándo juegan y cómo han quedado nuestras guerreras como una parte más de su particular fin de semana verdiblanco. Y eso es algo que sólo ellas se lo han ganado.