Dicen que la unión hace la fuerza. Esa es nuestra apuesta

0
10246

Se acabó el mercado más surrealista vivido en los últimos años. Tras dos clasificaciones a Europa y salir campeón de la Copa del Rey, todo hacía indicar que el Real Betis Balompié iba a dar un gran salto en la plantilla. Sonaban grandes nombres, Aouar, Ceballos, Ali Cho, el regreso de Bellerín… pero la realidad ha sido todo lo contrario. ¿Quiere decir que ha sido un mercado nefasto? No. ¿Se podría haber hecho mejor? Por supuesto que sí.

Vayamos por partes. Todo comenzó con la compra de William José, y las incorporaciones de Luiz Henrique y Luiz Felipe. El delantero brasileño hizo los deberes para ser tenido en cuenta. Los otros dos, son claras apuestas de futuro. Jugadores jóvenes, con mucha proyección y que, en caso de explotar, pueden dejar mucho dinero en un futuro. Aunque de ellos hablaremos en unos meses, cuando veamos de qué son capaces. Hasta ahí todo correcto. 

Las sorpresas empezaron a llegar cuando el límite salarial empezó a ser un verdadero quebradero de cabeza. ¿Pilló desprevenidos a los dirigentes o no contaban con ello? Quién sabe. La realidad es que ha sido el mayor escollo para cerrar otras operaciones. Incluso para contar con todos los jugadores en las tres primeras jornadas. Problema que el club resolvió con avales de los directivos y contando con la rebaja salarial de algunos jugadores. Lo que hace ver la unión que hay entre ellos. 

En cuanto a las salidas, vimos partir a Lainez y Rober cedidos, y a Marc Bartra partiendo hacia Turquía por un millón de euros. Por un lado, no se han sabido colocar a descartes como Montoya o Loren, pero por otro, el club ha sido reacio a malvender a sus estrellas. Y es que, por mucha necesidad que haya, no podemos permitir que jugadores de la talla de Álex Moreno, Guido Rodríguez o William Carvalho, salgan por las cantidades ridículas de las que se han hablado. Y sí, saber mantener el bloque también es un trabajo complicado. De hecho, una de las mejores noticias del mercado ha sido la renovación del portugués.

Muchos parecen olvidar que, a excepción de dos jugadores, el Betis cuenta con el mismo equipo que nos hizo campeones 17 años después. El no regreso de Bellerín ha sido una pena, pero la salida de Marc Bartra, para nada es un tiro en el pie del club. Quizás se le podría haber sacado más dinero, pero la realidad es que, a cambio, has traído un central prometedor como Luiz Felipe.

¿Empeora la plantilla? En mi opinión, sólo perdemos fuerza en el lateral derecho. Por lo demás, el grupo de jugadores con el que cuenta Manuel Pellegrini sigue siendo top. Quedamos a la espera de algunas explicaciones por parte de la directiva, aunque debemos mantener los pies en la tierra. El mismo Guido Rodríguez lo ha dicho, este club aspira a grandes cosas por mucho que el mercado no nos haya traído a tres o cuatro caras nuevas más. 

Como dice el refrán, “si algo funciona, no lo toques”. Esa ha sido la primera y gran apuesta del club. No malvender, no fichar por fichar. Haber visto muchos fichajes y salidas, haría indicar que las temporadas anteriores han sido pésimas. Al no ser el caso, apuestas por lo que tienes. Y por otro lado, pones la mano en el fuego por dos nuevos jugadores con capacidad para grandes cosas. 

Como todo, veremos si esto sale bien o mal. De momento, habrá que ir hasta el final con los que están, pues el Betis está por encima de cualquier jugador, entrenador o presidente. Con Aitor en el lateral derecho y con Loren como tercer delantero. Son ellos los que nos ayudarán a alcanzar la gloria de nuevo. Llevar nueve puntos en tres jornadas no es casualidad. Dejémonos de alarmismos y pesimismos. Queda una temporada muy bonita por delante y la afrontaremos con la misma ilusión que siempre.