Se rompió el hechizo 1-0. Crónica Atlético Sanluqueño – Betis Deportivo

0
245

El Betis Deportivo, después de dos jornadas más que positivas, recibió a un Atlético Sanluqueño que, además de no encontrarse en su mejor racha, necesitaba los tres puntos como agua de mayo. Por esta razón, ni uno ni otro se pusieron las cosas fáciles en tierras gaditanas, pero fue el equipo local el que estuvo mejor y el que demostró que necesitaba un chute de energía para afrontar lo que queda de campaña. 
 
No suele ser lo habitual en el conjunto bético, pero se mostró muy sólido atrás durante la primera mitad. Este tiempo lo aprovechó el Sanluqueño para poner en apuros a la defensa y también a Marc Vidal. No obstante, el meta verdiblanco se lució con más de una parada. Brilló frente a Javi Navarro en los primeros compases del duelo y volvió a repetir hazaña cuando ya se rozaban los 30 minutos de encuentro. 
 
Mucho tuvo que aguantar el Betis Deportivo antes del descanso. El cuadro local buscó el gol por activa y por pasiva, pero se encontró a un conjunto hispalense muy bien plantado y que también intentó generar algo de daño. Poco antes del paso por vestuarios, fue el guardameta Isma Falcón el que tuvo que ponerse las botas de trabajo y firmar un paradón para mantenerse ese 0-0 en el luminoso. 
 
La segunda parte, siguiendo la tónica de la primera, empezó con sustos. Adrián Armental quiso poner en apuros a los visitantes y lo consiguió, aunque no con el final esperado. Eso sí, logró poner nervioso a Marc Vidal, pero todo quedó en eso, en un susto sin daños reales. El aguante, aun así, no duró mucho más allá. En el 50, Javi Barrio, consiguió eso que tanto andaban buscando los suyos y abrió la lata para adelantarlos en el marcador. 
 
Con este gol, el Sanluqueño se vino hacia arriba y el Betis Deportivo hacia abajo. Comenzó a achuchar el cuadro local y Del Pino decidió hacer sus primeros cambios con la intención de revertir la situación. Y aunque todo quedó en un intento bético, es cierto que se esforzaron y hasta Raúl García probó suerte con un testarazo. Sin embargo, la mayor suerte estuvo en el gol anulado de Alfonso por fuera de juego que mantuvo el 1-0 y la esperanza de los de las Trece Barras de rascar algo. 
 
Y con esto y un bizcocho, se rompió la magia acumulada durante dos semanas. El Sanluqueño venció y volvió a esa senda de la victoria tan necesaria en este último tramo en el que se juega la permanencia en la categoría. Mientras tanto, el Betis Deportivo tendrá que buscar el mejor final para esta triste historia en las dos jornadas que restan.