Empate que no deja contento a nadie. UNOxUNO del 1-1 en el Real Betis – Villarreal CF

0
2476

El Betis consiguió arañar un punto que en la primera mitad podría darse de positivo pero que según avanzó el partido y el contexto pudo hacer algo más debido a las múltiples lesiones de jugadores del Villarreal que dejó al equipo amarillo durante muchos minutos bastante endeble. El Betis solo encontró gol en una genialidad y demostró que sigue estando exageradamente lejos de aquel Betis de comienzo de la temporada.

Primer empate de la temporada y gracias. El Betis pareció contentarse con el punto ante un Villareal que, aunque no lo vio por malo, al final intentó hacer algún mérito más para llevarse el partido. Un partido donde pasó de todo pero que apenas se generaron suficientes ocasiones de gol claras para desatascar el empate por cualquiera de los dos lados.

Pellegrini alineo el mismo sistema y el mismo once salvo el cambio de delanteros que bien le funcionó en Pamplona pero el plan se le cayó a los cinco minutos. Un plan que no tenía visos de triunfar porque ni el Osasuna es el Villarreal por nivel de calidad de los jugadores ni la forma de jugar es ni siquiera parecida. El Villarreal rompía líneas con balón con una facilidad pasmosa en el Villamarin mientras Osausna basó su futbol en los desplazamientos en largo.

El partido comenzó de la peor manera un nuevo error defensivo en jugada de estrategia. Imperdonable que en una acción a balón parado pueda rematar tan sencillo el jugador del Villarreal. Sobre todo, viendo cómo eran dos jugadores del Betis quienes defendían esa zona (Víctor Ruiz) y a ese jugador (Guardado). Ese córner, por cierto, venia de una perdida bastante evitable de Carvalho en el centro del campo.

Un nuevo error, un nuevo gol. Y a volver a remar contracorriente, algo que a este equipo no se le da realmente bien. Es una losa de hierro insalvable para este equipo que cada error suyo sea penalizado por el rival mientras al Betis le cuesta un mundo aprovechar los errores de los contrarios.

En los primeros veinte minutos el Betis nunca supo cómo combinar. No circulo el balón más allá de campo rival, no pudo encontrar a Fekir y cada jugador que recibía no tenía apoyos de compañeros y acababa perdiendo el balón. Un inicio muy pobre a nivel futbolístico del equipo de Pellegrini.

El Betis despertó, pero abrió el partido a un intercambio de golpes viendo que era la única opción para poder generar ya que solo encontraba el camino a la portería cuando cogía al Villarreal mal posicionado. En ataques posicionales la defensa en bloque 442 del Villarreal y la falta de virtuosismo en el centro del campo del Betis hacia que este no encontrase ninguna fisura ni por dentro n por fuera.

Sin Tello o Joaquín para romper al espacio o eliminar rivales con regate y sin Canales para romper líneas del rival con pases o conducción, el Betis se queda en un equipo bastante plano en ataque posicional y que le costaba muchísimo llegar a portería rival con el balón más allá de contrataques. El Betis terminó dominando la primera parte con balón, pero no aprovechó esa fase de dominio tan clara para generar ocasiones de gol.

Y es que cada vez queda menos de aquel Betis ilusionante de inicios de temporada, donde el balón y los ataques fluían de una manera natural y donde era él quien penalizaba los errores del rival y no al contrario. El Betis ha vuelto a esa dinámica negativa de los últimos dos años de la que parecía que había salido, pero parece ser que fue un espejismo.

Pellegrini no varió el sistema, pero si movió el banquillo para ganar mayor profundidad por el costado izquierdo que no había tenido durante toda la mitad ya que todo el ataque se centró en el triángulo del costado derecho formado por Emerson, Aitor y Fekir. Sacó del campo a un Alex Moreno bastante dubitativo y a Guardado para darle entrada a Miranda y sobre todo a Tello.

El Betis llevaba dentro del partido muchos minutos, pero parecía muy lejano a empatar y el Villarreal contaba con ello, pero no contaba con que Ruibal enganchase ese balón a la escuadra de Asenjo. El gol del empate y a la suma de las lesiones importantes del Villarreal provoco un cambio de guion del partido donde el Betis tenía mucho más cerca una victoria que aprecia inasumible en la primera mitad.

Aun así el partido entró en una dinámica donde dejaron de pasar cosas y el juego de centro de campo se adueñó del encuentro. Ninguno de los dos equipos llegó a portería con claridad y se repartían los minutos con balón sin arriesgar lo más mínimo. Así sucedieron los últimos treinta minutos donde ninguno de los dos equipos arriesgó y los dos firmaron unas tablas que ninguno, para sus objetivos, les viene bien pero tampoco les viene mal.

El uno a uno:

  • Joel Robles: El Villarreal apenas disparó a portería y en el gol, la culpa es mayor del cumulo de errores de los jugadores que de él. Aún en las pocas llegadas del equipo rival dejó alguna duda, sobre todo, ese despeje extraño cuando obviamente el balón se iba fuera.
  • Emerson: Completo partido del lateral a nivel defensivo y ofensivo. Secó la banda izquierda del Villarreal y junto a Fekir y Ruibal fue de lo más peligroso a nivel ofensivo del equipo.
  • Bartra: Volvió a ser de los destacados del equipo como en la jornada anterior. Está a un gran nivel y hoy el sistema defensivo del equipo volvió a funcionar de una manera bastante evidente: consiguiendo frenar a uno de los ataques de la liga pese a las bajas.
  • Víctor Ruiz: Comenzó con dudas y ese erro en el primer gol, pero su actuación general más allá de ello fue más que correcta. El nivel defensivo del equipo hoy ha estado a un gran nivel.
  • Alex Moreno: Realizó un partido bastante mediocre. Mal a nivel defensivo y bastante dubitativo con balón en ataque. Se le vio con dudas al encarar a su rival y no llegó nunca a línea de fondo. Fue sustituido al descanso.
  • Guido Rodríguez: Completó otra buena actuación a nivel defensivo, aunque hoy con balón tuvo alguna perdida que otra. Tuvo que ocupar los espacios a la espalda de William teniendo que multiplicarse.
  • William Carvalho: Volvió a ser la decepción del equipo una vez más. Muy lejos está su versión del comienzo de temporada y más en un once sin Canales. Falto de concentración, falto de precisión, algo que no es común en él y varias veces mal posicionado.
  • Guardado: Al igual que Alex la banda izquierda del Betis no tuvo ninguna profundidad. Está claro que el mexicano en banda izquierda no es la mejor solución.
  • Aitor Ruibal: Muy activo y seguramente el mejor del equipo hoy. Trabajo, ayudó y mejoró mucho el ataque del Betis atacando siempre al espacio. Y además el gol, qué menudo gol.
  • Fekir: Fue de lo mejor en la primera mitad cuando el equipo no estaba y él fue quien tiró de todos. En la segunda terminó por desaparecer debido al cansancio y que el Villarreal siempre tenía una vigilancia especial para él.
  • Borja Iglesias: El gol de la jornada anterior debía ayudarle para ganar confianza, pero este partido no le ayudó en nada. Apenas intervino en el juego, apenas le llegaron balones y los que recibió no terminó por hacerlo bien. Decepcionante.
  • Tello: El partido pedía su entrada para atacar los espacios y apenas lo hizo debido a que el intercambio de golpes de la primera mitad, un contexto que le viene de perlas, varió en la segunda a ataques posicionales, lo cual no es su fuerte. Estuvo bastante desacertado.
  • Miranda: Mejoró el nivel de Alex Moreno y estuvo acertado en los minutos que jugó. Tuvo que marcar a Samu uno de los jugadores más complicados de defender y lo hizo bien.
  • Sanabria: Entró tarde y en una dinámica ya bastante baja en el partido y apenas entró en juego. Unos minutos parecidos a los de Borja.
  • Joaquín: Entró demasiado tarde cuando el partido ya había claudicado y apenas pudo intervenir.
  •