González Fuertes, otra vez protagonista. 1-2 RCD Mallorca – Real Betis

0
11547

Como dicen muchos, Pablo González Fuertes es el fiel reflejo del nivel arbitral en España. Un hombre que hace que salten todas las alarmas cuando sale su nombre para un partido. Y ojalá pudiésemos decir lo contrario, pero la realidad es que el nivel de este colegiado es cuestionable.

Ya marcó territorio a los 14 segundos de partido mostrando la primera amarilla. Para la incredulidad de muchos, William Carvalho fue amonestado en la primera interrupción del partido. Pero en defensa del colegiado, la cartulina es mostrada por un pisotón a destiempo. El reglamento no dice absolutamente nada del tiempo de juego, por lo que podemos entender que es un castigo justo. 

El mayor problema no fue ese. A Gónzalez Fuertes se le fue el partido de las manos con apenas 15 minutos disputados. El partido apenas podía fluir. Muchas faltas, tensión entre jugadores y afición, y amonestaciones por doquier. Al final, 15 jugadores vieron tarjeta amarilla. Una cantidad indecente. 

Por otra parte, la polémica pasa por los dos penaltis señalados a favor del Betis. El primero de ellos es muy claro. Battaglia intercepta el balón con el brazo (en una acción desafortunada) y comete falta. A pesar de lo clamoroso que fue, González Fuertes no fue capaz de verlo por sí mismo. Tuvo que ser el VAR quién corrigiera la acción.

El segundo si ofrece más dudas. De hecho, en un principio, los jugadores no parecían entender qué había señalado el árbitro. En dicho lance, Fekir encara a Battaglia, este se planta delante suya, perdiendo totalmente la noción del balón, y derriba al francés dentro del área. El defensor en ningún momento parece poder hacerse con el esférico, por lo que se puede considerar falta. ¿Cuál es el problema? La acción es leve y según habían dicho antes de empezar la temporada, no se iban a señalar “penaltitos”. Por lo que depende del criterio de cada uno. 

Fueron muchos los jugadores que acabaron desesperados con la actuación del colegiado asturiano. Una vez más, González Fuertes volvió a ser protagonista para mal. Algo que, desde arriba, se debería mirar. Esperemos que el resto de jornadas brillen más por el fútbol de los dos equipos que por el encargado de repartir justicia. Por el bien de todos.

Post del partido
Ficha del partido

Galería de fotos