“La Brasil del 70 y el Betis del 22”. Real Sociedad – Real Betis 0-4

0
7892

La actuación de Víctor Ruiz es el mejor ejemplo de lo que ha conseguido Pellegrini. Un mes fuera del XI por un error grave, pero se levanta y hace un partidazo en unos cuartos de Copa para que el ‘abuelo’ vuelva a confiar en él.

Antes de nada, quería dar las gracias a BETISWEB.COM por la acreditación de prensa de ayer. Me habéis regalado un recuerdo para toda la vida.

Para poner en contexto lo que está consiguiendo el técnico: mientras Ancelotti ponía a los tres brasileños en el once, el Ingeniero dejaba a los argentinos en casa. El buen momento del Betis no es casualidad, se basa en la confianza plena de MP en todo el plantel. Y viceversa, claro.

El equipo es una barbaridad. Letal en ambas áreas, con capacidad para adaptarse al partido dependiendo del momento, con una garra y un amor propio que no hemos visto antes…

Tácticamente el encuentro fue perfecto. Tanto grupal como colectivamente, todos los integrantes sabían qué tenían que hacer en cada momento y cómo tenían que ejecutarlo.

La presión tras pérdida es brutal. Si revisamos el primer gol hay hasta tres jugadores que saltan para recuperar el balón. Y ojo qué jugadores: Fekir, Canales y W.C. Luego, en cinco pases, se llega al gol.

Y, ¿por qué no decirlo? Este año tenemos hasta suerte. Ese milímetro en el fuera de juego, esa bola que siempre siempre siempre entraba y ahora nos la saca de forma salvadora el portero…

Rui Silva: héroe. Su parada es medio pase a semis. Es que es muy muy muy top. Cada día que pasa está más seguro bajo los palos. Qué bien que estés aquí.

Sabaly: increíble. Está a un nivel altísimo. Parece mentira que sea su tercer partido de la temporada. Su primera parte fue insultante, estaba en todos los sitios. Sus números hablan por sí solos.

Bartra: atentísimo y rapidísimo al corte. No ganó tantos duelos como acostumbra, pero aguantó en velocidad a Isak y eso vale oro. Con balón buscó el juego en largo. Ante la presión tan alta de la Real, no se la jugó.

V.Ruiz: escandaloso. 5/6 duelos para él. En el juego aéreo es un frontón. No le pesó el llevar sin jugar, prácticamente, un mes. Demostró carácter y mucha inteligencia táctica. Además, por si fuera poco, sacó la pelota muy muy limpia. El regalo a Ruibal, la rúbrica.

Á. Moreno: extrañaría, y mucho, no verle en la próxima convocatoria de la selección. Físicamente es un cañón. Pero es que atrás está solidísimo: 8/11 duelos ganados. A Januzaj le volvió loco. Y otra asistencia a la cuenta.

Edgar: muy interesante su partido desde el punto de vista táctico y, sobre todo, psicológico. No ha jugado ahí en todo el año y era consciente del peligro de la Real, pero es muy consciente de sus habilidades. Abarcó campo, llegó a las ayudas y se hizo fuerte por arriba.

W.C: se me acaban los calificativos con Don William Carvalho. Otra noche mágica del portugués. Hay muy poquitos jugadores que puedan hacer lo que él hace en la jugada del gol desde el primer regate a Merino. Literalmente le pone a bailar.

Canales: la Real lo tenía muy claro con Sergio y con Nabil. Cada vez que recibían tenían la marca y la ayuda. En el segundo tiempo bajó un poquito a recibir y a poner calma, y terminó siendo clave en el segundo y el tercero. Su capacidad para ver el fútbol es otro nivel.

Fekir: le dieron hasta en el cielo de la boca. ¡Pero es que no le tiran! ¡Le da igual! Sin intervenir tanto como en otros encuentros, ganó duelos, completó regates y, por encima de todo, no rehusó de ningún choque, de ninguna presión. Magia al servicio del equipo.

Juanmi: más allá del don, que lo tiene, su capacidad para definir es una auténtica barbaridad. Y al primer toque. Con la derecha o con la izquierda. Sin necesidad de estar en contacto con el balón, lanzó cuatro veces a portería y tres terminaron en la red. Aunque sea fuera de juego, él la manda para dentro, por si acaso.

Borja: se peleó contra todo y contra todos. Un dolor de muelas para los centrales de la Real. No participó mucho con balón, pero cuando lo hizo cayó bien a banda, descargó y ganó duelos. De nuevo incansable en la presión.

W.J: tremenda la pitada que se llevó. Como si fuera a afectarle a la hora de coger el balón en el penalti y colocarlo en la escuadra. Personalidad.

Ruibal: cómo me alegro por él. Cuando sale se vacía. Pelea todos los balones. Muy buen gol el de ayer. Es un jugador que representa al aficionado, porque se deja la vida en el campo como lo haría cualquier bético.

Joaquín – Rodri: sin apenas tiempo, fabricaron una jugada que a punto estuvo de terminar con el quinto.

Pellegrini: con la cantidad de libros y manuales que hay en el mercado sobre coaching, liderazgo, etc. y que este hombre todavía no tenga ninguno… Ahora en serio. Su gestión a nivel deportivo y humano es insuperable.

¡Soñemos con otra gesta!

Post del partido
Ficha del partido